17 de noviembre de 2012

Prosa lírica: Nexo oscuro

   ¡Espera! ¡No huyas! Te has ido... ¿Por qué siempre tenemos que estar igual? Siempre vuelves tan etérea e indomable como te fuiste, siempre vuelves haciendo ruido; rompiendo mis frágiles esquemas y trastornando mi retorcida poesía con la que trato de tapar tu falta, ese vacío que siempre dejas al marchar y que nunca llenas al volver. Eres pura maldad... ¿te ofende? No debería, te lo has ganado a pulso, ¿cuántas veces has vuelto para luego dejarme en la estacada? ¿Dos? ¿Quizá tres? Perdí la cuenta.


   Aunque quizá yo sea peor que tú, yo te convierto en malvada dejando que me saques de mi estepario corazón para luego devolverme y destrozar con mis vítreos huesos ese mórbido manto que cubre tu recuerdo; que cubre lo que sabemos que se repetirá, pero... ¿Hasta cuándo vamos a seguir jugando a este diabólico ajedrez, a este eterno pulso?

   No quiero que vuelvas a irte, yo sólo... sólo quiero que estés conmigo, tú que aunque me abandonas, sé que vuelves cada noche para ver que estoy bien; tú que estás siempre ahí tan etérea que ni percibo tu esencia. Sólo quiero aquellos tiempos en los que nada más importaba, sólo coexistir los dos en nuestro vergel, aquel mágico paraíso donde bajo las arenas de Chronos enterramos nuestros deseos y sueños. Quizá ese fue el error, ¿por qué plantar nuestros sueños si no los íbamos a cuidar? Ahora ya no importa, hace tiempo que murieron junto a mi alma...

   Solamente te pido que vuelvas a abrazarme como antaño hacías, que tus perladas alas se entrelacen entre las mías vítreas y nada nos dañe, nada traspase nuestras defensas. Ni siquiera tu esencia, mi querida y solitaria dama, ni siquiera tu esencia.
___________________________________________________________________________
Cuervo Fúnebre: Lector voraz de fantasía y ciencia ficción que pretende escribir más de lo que una vida mortal le va a permitir. Adoro las culturas antiguas y las ciencias en general. Twitter

No hay comentarios:

Publicar un comentario